La III Cumbre América del Sur-África

Acaba de concluir en Malabo, Guinea Ecuatorial, la III Cumbre de países suramericanos y países africanos.

La Cumbre debió haberse realizado en noviembre de 2011, en Tripoli, Libia (la Gran Yamajiriya), país que había asumido la Presidentencia Pro tempore del Foro de Cooperación, no obstante la siniestra invasión de la OTAN acabó no sólo con la Libia de Gadafi sino también con la organización de la III ASA.

La II Cumbre ASA se había realizado en Margarita, Venezuela, con una extraordinaria convocatoria, que logró reunir a todos los países de ambos bloques, con la presencia del mayor números Jefe de Estados y de Gobiernos que se haya registrado en cualquier cumbre del Sur.

La Declaración Final de Porlamar invitaba a estrechar esfuerzos en la complemetariedad en minería, agricultura, comercio, comunicaciones, ciencia y tecnología.

Todo esto fue frenado por la paralización de los trabajos de la III Cumbre ASA debido la invasión de la OTAN sobre Libia, una acción que en definitva afectó los proyectos de las dos regiones. Guinea Ecuatorial retomó la III Cumbre ASA. Su sólo regreso es todo un estimulo para el Sur.

Foro Empresarial Birregional

Venezuela organizó dos actividades en el marco de la Cumbre. Junto con Senegal y Brasil una Muestra de Cine Suramericano y con apoyo de Marruecos, el Primer Foro Empresarial América del Sur – África, que también contó con el respaldo de Brasil.

Los paneles del Foro fueron: Infraestructura, trasnporte y energía; Oportunidades de comercio e inversión, experiencia exitosa en América en las dos regiones; y Agricultura e innovación, oportunidades de estimular la cooperación Sur Sur.

El Foro Empresarial alcanzó un extraordinario exito. Además de la presencia del sector gubernamental, contó con la activa participación del sector privado. Muchos empresarios suramericanos, entre ellos de Venezuela por vez primera escuchaban y veían el gran potencial africano, del mismo modo que los africanos veían el suramericano. El Foro fue una eficaz manera de hacer aterrizar muchas de las expectativas creadas en Margarita 2009.

Estrategias y Mecanismos para la cooperación África -América

En Malabo, una de las grandes preocupaciones existentes es cómo buscar recursos para el finaciamiento de los proyectos. En 2009 se propuso, y está aún en conversación un Fondo Fiduciario que recogería el aporte de todos los países, en especial de los grandes de África, como lo son Sudáfrica, Angola, Nigeria y Argelia; y de Suramérica, Brasil, Venezuela y Argentina. O una propuesta complementaria en la cual participarían los organismos multilaterales de ambos continientes como el Banco de Desarrollo Africano, el Banco de Inveresiones para el Desarrollo de la CEDAO, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Corporación Andina de Fomento por citar algunos.

Fragmentos de uno de los comunicados de la III Cumbre ASA se refiere a esta necesidad:

Declaración de la III Cumbre ASA sobre Mecanismos de Cooperación

“Reafirmando que la Cumbre ASA es un mecanismo dedicado a la promoción de la cooperación Sur-Sur como una alianza entre iguales basada en la solidaridad;

Teniendo en cuenta la creciente importancia de la cooperación Sur-Sur a la luz de los recientes resultados económicos de los países en desarrollo y su creciente capacidad técnica e institucional para atender los problemas de desarrollo que enfrentan;

Tomando nota de la existencia de centros de excelencia en áreas esenciales para sostener el crecimiento económico y el desarrollo de los países en desarrollo;

Conscientes de que el intercambio de conocimientos entre los países que enfrentan desafíos similares es beneficioso para el desarrollo y la innovación;

Conscientes de que, a pesar de la promesa y las contribuciones de la cooperación Sur-Sur, los desafíos fundamentales siguen impidiendo a los países en desarrollo desbloquear su potencial, en particular en África y en los países menos adelantados, donde los cuellos de botella de infraestructura, la excesiva dependencia en las exportaciones de productos básicos, la inseguridad alimentaria y la pobreza siguen ampliamente diseminadas;

Destacando el papel que desempeña el sector privado, los pueblos, incluidas las organizaciones sociales en la realización de las actividades de la cooperación Sur-Sur, teniendo en cuenta la importancia de promover la interacción en este campo,

Haciendo un balance de las opiniones expresadas en el debate de los líderes,

Han decidido

Estimular la cooperación Sur-Sur sobre una base bilateral y birregional, incluida la utilización de los recursos existentes bilaterales y con el apoyo de otros organismos internacionales e instituciones financieras;

Promover la réplica de las experiencias exitosas de la cooperación Sur-Sur, y hacer un uso más amplio de los mecanismos de la cooperación trilateral.

Destacar la importancia de adoptar políticas para lograr que todas nuestras economías sean más competitivas con el fin de facilitar la integración en la economía mundial. La innovación en nuestra base manufacturera, la inversión extranjera directa, el aumento de capacidades técnicas de nuestro mercado laboral y las estrategias prudentes para los productos de mayor valor agregado y servicios deben convertirse en prioridades en el camino para hacer de nuestras regiones una agrupación de economías emergentes.

Impulsar las oportunidades de negocios entre las dos regiones para que puedan beneficiase aún más de su acelerado crecimiento económico y de los procesos de inclusión social que tienen lugar en las mismas;

Tener en cuenta la necesidad de promover la cooperación Sur-Sur, los programas de cooperación en proyectos claramente definidos en las áreas de reconocido interés para nuestros países y poblaciones;

Facilitar el intercambio de las mejores prácticas en las políticas y programas sociales;

Dar prioridad a la promoción de la cooperación Sur-Sur en las áreas de la agricultura, la salud, la cultura y la educación, el desarrollo sostenible, el medio ambiente, especialmente frente al cambio climático y [la biodiversidad], la energía, la formación profesional, el desarrollo institucional y la creación de capacidad, los derechos humanos, la democracia, el empoderamiento de las mujeres y la inclusión social, entre otros;

Promover la participación activa en actividades de asistencia humanitaria en los países miembros de ASA.”

La Voluntad Política

Pero debemos ser objetivos en el análisis. Satisface que la Cumbre ASA haya vuelto; que los africanos ratifiquen su confianza en Brasil y Venezuela. En esta última para cumpla el compromiso de consolidad la Secretaría Ejecutiva de la Mesa Presidencial ASA, una iniciativa del Presidente Hugo Chávez, que ha sido sometida al severo escrutinio de africanos y suramericanos, no con poca polémica y a vecess sin compresión verdadera de su significado: La Mesa Presidencial y su Secretaría se propusieron para lograr concretar las acciones y que no esperaran la próxima cumbre. Por otra parte la Secretaría Ejecutiva no ha tenido el fuelle necesario y ni ha recibido el apoyo oportuno de Venezuela, situación que de acuerdo a la Carta del Presidente Hugo Chávez se revertirá positivamnete, en favor de la consolidación de la institucionalidada del Foro ASA.

Por otra parte, ha sido llamativa, la poca participación de los jefes de Estado y de Gobierno de Suramérica y la ausencia de la Presidencia y la Secretaría General de UNASUR, contrario a lo sucedido en Margarita 2009, cuando 10 mandatarios se hicieron presentes y la UNASUR estuvo representada por el Presidente Pro tempore del momento, Rafael Correa. Esta vez sólo los mandatarios de Brasil y Bolivia mostraron el supremo interés por la Cumbre ASA. Si bien hay que destacar la gran presencia multisectorial de Venezuela, cuya ausencia presidencial es por todos comprendida, como lo lamentó el propio Presidente Hugo Chávez, en su carta, y lo expresó con presar el Presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang.

Brasil y Venezuela han demostrado con creces su interés en trabajar con África. Pensamos que Suramérica necesita más y más estudiar y conocer al poderoso continente madre, para dejar de mirarlo desde la lástima y la óptica de los medios de comunicación occidental. Suramericanos y africanos tienen problemas similares y potencialidades parecidas. Los suramericanos deben dejar de ver por encima del hombro a los países africanos, para trabajar de igual a igual.

Por el lado africano, la Unión Africana ha tomado con absoluta seriedad el Foro ASA, su seguimiento, representatividad. No hay reunión de trabajo que no asista al más alto nivel. En la III Cumbre destacó la activa presencia de la su Presidenta de la Comisión Presidencial (Secretarial General) Nkosazana Zuma. Nigeria, como coordinador del Grupo Africano para ASA, también tiene una intensa actividad. Sin embargo, hay algunos países fuertes de África, como Angola que aún no le dan al ASA su justa dimensión, lo cual lo demuestra el nivel de representación en la cumbre.

En foros como el ASA, donde la voluntad política es fundamental, no es un buen mensaje que en una cumbre no se asita al menos a nivel de Ministro, aquí los embajadores deben tener el papel de acompañar y asesorar pero que sean jefes de delegación en tan alto evento no es expresión del interés supremo de un Estado.

La III Cumbre ASA vuelve a reflotar las expectativas creadas en 2006, en la Cumbre de Auja y que se cobraron forma en la exitosa Cumbre de Margarita, pero los países deben convencerse de que es la hora del Sur, los trabajos que se inicien desde ahora deben estar coronados por logros a corto y mediano plazo, y cuando se realice la IV Cumbre ASA en Suramérica, no se justificará, salvo fuerza mayor que los 67 países ASA no estén representados al máximo nivel. Para ese entonces, esperamos un activo papel de UNASUR y la CELAC, tras la propuesta de Guinea Ecuatorial, una retoma de lo expresado varias veces por Venezuela, de que Centro América y el Caribe participen en el Foro ASA.

Sin voluntad política de los gobiernos, el Foro de Cooperación América del Sur – África pasará a ser simplemente un escenario para encontrarse cada varios años sin mucho trascendencia. Las apuestas y los esfuerzos deben ser para que sea un paradigma para la Cooperación Sur – Sur.

 Por Instituto de Investigaciones Estratégicas sobre África y su Diáspora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s